• Sábado, 23 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 02:20

SUCESOS

Detenido por robar 40.000 euros en electrodomésticos en una empresa de la Merindad

Agentes de la Guardia Civil, que pararon al presunto ladrón al ir hablando con el móvil mientras conducía la furgoneta en la que transportaba todo el material, han recuperado más de 250 objetos.

Material incautado | Foto: Guardia Civil
Material incautado | Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil de Navarra detuvo en fechas recientes a un varón como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, hecho ocurrido en una empresa sita en una localidad de la Merindad de Sangüesa.

El pasado día 3 de febrero a las 14:00 horas, durante la realización de un dispositivo operativo en la NA-150, se procedió a dar el alto a un vehículo tipo furgoneta marca Ford modelo Transit de color blanco. Los agentes habían observado una infracción por parte del ocupante al circular con su vehículo mientras hacía uso de teléfono móvil. Una vez identificado el conductor del vehículo, se comprobó que transportaba una gran cantidad de objetos y cajas con diversos electrodomésticos tales como, cafeteras, batidoras, planchas de vapor, freidoras, planchas de pelo, planchas de cocina, depiladoras y máquinas de afeitar entre otros. Los agentes solicitaron al conductor que acreditara la titularidad, origen y procedencia de los objetos transportados, así como la factura o albarán que demostrara su lícita posesión o pertenencia. A lo que el conductor y único ocupante respondió que todo el material que transportaba se lo había regalado un conocido que reside en el sur de Francia pero que no recordaba su nombre. No mostrando ningún documento que pudiera acreditar dicha cesión o donación. Por tanto, se procedió a la incautación de la misma, al objeto de esclarecer su procedencia.

Después de que se realizaran diversas gestiones y entrevistas con diferentes empresas de transporte, centros comerciales y tiendas vinculadas a la venta de electrodomésticos en Navarra se pudo localizar el origen del material. Toda la mercancía procedía de una misma empresa, que una vez se percató de lo sucedido interpuso la correspondiente denuncia penal en dependencias oficiales de la Guardia Civil. Se trataban de más de 250 objetos cuyo valor de mercado ascendía a más de 40.000 euros.

El detenido una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.