• Sábado, 23 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 02:20

POLICÍA

La Comisión de Personal de Policía Foral denuncia acoso laboral y sindical en la Comisaría de Sangüesa

El 31 de diciembre se abrió un expediente disciplinario por falta grave continuada al secretario general de la Sección Sindical de CCOO, un día antes del cese del entonces jefe de la Comisaría

Comisaría en Sangüesa | Foto: Gobierno de Navarra
Comisaría en Sangüesa | Foto: Gobierno de Navarra

La Comisión de Personal de Policía Foral, reunida el pasado 4 de febrero, acordó por mayoría de los sindicatos ELA, CSIF-SPF, CCOO y UGT denunciar públicamente el "acoso laboral y sindical al que se está viendo sometido desde hace meses el secretario general de la Sección Sindical de CCOO en Policía Foral por parte de los anteriores responsables de la Comisaría de Sangüesa". La Comisión muestra, también, su solidaridad y apoyo expreso al secretario general de la Sección Sindical de CCOO ante la apertura de un expediente disciplinario por falta grave continuada en el ejercicio de sus funciones sindicales.

El expediente en cuestión, explica CCOO en una nota, fue tramitado el 31 de diciembre de 2015, "justo un día antes del cese del entonces jefe de la Comisaría de Sangüesa". Al afectado se le comunicó el 25 de enero de 2016. Tres miembros de la unidad de Régimen Interno de Policía Foral fueron los encargados de notificárselo a la entrada de un examen en la universidad, "en presencia de un centenar de personas". Los sindicatos denuncian las "inadmisibles formas" de informar al afectado "al hacerlo públicamente y sin el más mínimo sentido de la oportunidad".

Recuerdan, por otro lado, que en marzo del pasado año se mantuvo una reunión entre miembros de CCOO y los entonces directores generales de Interior y Función Pública en la que se acordó entre ambas partes reconducir la situación creada con el fin de no presentar ante los tribunales una denuncia penal por acoso laboral. Para la Comisión de Personal la apertura del expediente es toda una "sorpresa", que "supone una vuelta de tuerca en la presión hacia el sindicalismo en Policía Foral" que no van a consentir.

Finalmente piden "encarecidamente" a la consejera de Interior del Gobierno de Navarra el "máximo respeto de sus subordinados para con la libertad sindical" y que "dé órdenes pertinentes para el inmediato cese de estas actuaciones individuales" que ya creían superadas.

La Comisión de Personal de Policía Foral en general y CCOO en particular se reservan el derecho a emprender acciones legales "en defensa de la libertad sindical de sus delegados".